Molinos hidráulicos de camino al Salto del Mir en Vidrà

Vidrà, Osona

¿Os apetece ir en busca de molinos de harina abandonados todavía con parte de su maquinaria en el interior?

En Vidrà encontraréis tres molinos de camino al Salto del Mir, un espectacular salto de agua con una altura de 35 metros, rodeado de hayas y chopos.

Con un poco de imaginación, podréis averiguar como funcionaban los molinos. En la parte superior del salto había una pequeña balsa. Mediante unas compuertas se enviaba hacia el primero de los dos molinos el agua y gracias a su fuerza se movían las turbinas y la mola.

Una excursión para disfrutar de la naturaleza y descubrir el pasado de los molinos hidráulicos.

Cómo llegar:
Salid del pueblo de Santa Maria de Besora en sentido Vidrá por la carretera BV-5227. Al cabo de 1,5 km hay un desvío a la derecha señalizado como “el Pozos, el Nogué, el Molinot y el Mir”. Tomad este desvío y continuad por la pista de tierra siguiendo las indicaciones hacia el vecindario del Mir. Una vez allí, dejad el vehículo estacionado en el margen de la pista antes de llegar al restaurante “La Cabanya del Mir“. Si os quedáis a comer, podéis aparcar en el aparcamiento del restaurante.

En marcha:

Una vez estacionada  el vehículo, continad por la pista de tierra que desciende entre campos de cultivo. Después de los campos entraréis en la zona boscosa donde deberéis quitar el alambre de ganado que corta el camino. Una vez hayáis pasado, volved a colocar el alambre y continuad por la misma pista. Más adelante esta pista se divide y debéis seguir hacia la izquierda en sentido al cartel que indica los Molinos.

Llegaréis al arroyo de la Foradada. Podéis atravesar lo por la pasarela de madera.

Unos metros más adelante el camino se divide, tomad el camino de la derecha. A partir de aquí, ya podéis escuchar la caída de agua del Salto del Mir. Al acercaros por el sendero de la derecha, podréis ver, entre la vegetación, el salto por la parte de arriba (Tened cuidado con los más pequeños, ya que no hay ninguna barandilla de protección).

Continuad por el camino de tierra que habéis dejado para ver el salto desde arriba; el camino irá haciendo bajada. Iréis encontrando los molinos medio derribados hasta llegar al Salto del Mir. El primer molino, a pesar de estar en estado ruinoso, nos permite ver dos molas. El segundo molino, conserva la estructura del edificio sin tejado. El tercero conserva la parte de la estructura y podemos ver muy dañado el mecanismo que, aprovechando la fuerza del agua, hacía girar las molas.

La vuelta es por el mismo lugar por donde habéis venido.

Info de la ruta:

Datos de la ruta:
Edad recomendada: +4 anys
Tipo: ruta lineal
Distancia: aprox. 3 km (incluye ida y vuelta)
Duración: aprox. 2h (incluye ida y vuelta)
Desnivel: 100m (subida), -100m (bajada)
Recomendaciones: Se debe llevar suficiente agua para toda la ruta, ya que no hay ninguna fuente de agua por el camino.

Catalán

Sobre Carol Blasco 10 Articles
Apasionada de la natura de nuestro país. Me encanta salir en familia a descubrir nuevos lugares. Con mi pareja Iván, traigo la página “Rutes a peu” .

Comenta

Deja un comentario

Tu -mail no será publicado.


*