Nueva York con niños: Empire State Building, Chinatown in Little Italy

Dia 2: descoberta dels barris clàssics de Nova York

Vistas del rio Hudson desde el Emprire State - Foto: YouMeKids

Si pensáis en Nueva York, seguro que enseguida os salta la imagen del Empire State Building. Este edificio tan emblemático ha salido a un montón de películas y era junto con las torres gemelas uno de los emblemas de la ciudad. Así que una subida a lo más alto de la torre vale la pena si estáis unos días en la ciudad.

Subida al Empire State de King Kong

Si váis con niños, déjelos ver la escena de la película de 1933 en la que King Kong, un enorme gorila, sube a la torre sosteniendo a su amada Ann de la mano. Esta escena contribuyó a que el edificio del Empire State se hiciera famosísimo en todo el mundo y seguro hará la visita más interesante para los niños.

Al llegar a la planta 80 con los ascensores originales del edificio, enseguida encontraréis los carteles publicitarios de la época en que se estrenó la película. Mientras hacéis cola para subir hasta la 86ª planta fíjaos en el estilo de la construcción. Todo son formas geométricas donde reinan la simetría y las líneas rectas con materiales de lujo como el mármol. Y es que el Art Déco representaba el colmo de la elegancia y la modernidad y por eso cuajó en una ciudad tanto glamurosa como Nueva York en los años treinta del siglo pasado.

Cartells de King Kong, la pel.licula que va contribuir a que l’edifici de l'Empire State es fes famosíssim a tot el món - Foto: YouMeKids
Carteles de King Kong, la pelicula que contribuyó a que el edificio Empire State se hiciera famoso en todo el mundo – Foto: YouMeKids

En la terraza superior, bastante estrecha, tendréis unas vistas de 360º sobre la ciudad con el imponente río Hudson de fondo. Si dáis una vuelta, seguro que os llamará la atención un rascacielos con una cúpula curiosa con arcos. Es el edificio Chrysler, que fue promovido por William P. Chrysler propietario de la empresa de automóviles del mismo nombre. Hasta que no se construyó el Empire State, este edificio había sido el edificio más alto de la ciudad. Y es que el fundador de General Motors (la competencia de Chrysler), hizo construir el Empire State para demostrar su poder ganando la competición por el título del edificio más alto del mundo.

Y al terminar la visita (si sois amantes del baloncesto), puede acercarse a la tienda de la NBA en la 5th Avenue entre la 45 y 46 Street.

Cata de la pizza clásica de Nueva York

Para comer, os recomendamos hacer una parada en Joe’s Pizza de Broadway,  de camino a Times Square. Según los newyorkinos en este establecimiento tienen las mejores pizzas de la ciudad. ¡Y tienen razón! La masa de Joe, delgada, flexible y crujiente al mismo tiempo, está buenísima. Dependiendo del momento en que lleguéis, encontraréis una cola para poder coger el trozo de pizza. Podéis comer en el mismo local (aunque hay muy poco espacio) o en la calle si pedís pizza para llevar (Take away). El precio de las rebanadas varía entre 4 y 6 $, así que no os saldrá muy caro (precios del verano 2018).

Paseo por el Puente de Brooklyn, Little Italy y Chinatown

Vistes de Manhattan des del Pont de Brooklyn - foto: YouMeKids
Vistas de Manhattan desde el Puente de Brooklyn – foto: YouMeKids

En la concurrida plaza de Times Square podéis tomar el metro hasta el puente de Brooklyn (Clark Street Station), otro clásico de la pantalla. Vale la pena cruzarlo con tranquilidad por la zona peatonal y disfrutar del skyline de Manthattan desde el puente. Desde aquí también podréis ver la Estatua de la Libertad. Si se preocupa si el puente puede aguantar tantos peatones, ciclistas y coches, tened en cuenta que en 1884, un año después de su inauguración, lo pusieron a prueba haciendo pasar 21 elefantes para demostrar que era estable.

Desde el puente de Brooklyn caminaremos hasta el Littly Italy y Chinatown. A medio camino, si váis con niños pequeños, podéis hacer una parada en el Columbus Park. Encontraréis un parque infantil con columpios, un campo de baloncesto y aseos.

Os daréis cuenta que habéis llegado a Littly Italy al ver las bocas de incendios pintados de los colores de la bandera italiana. De hecho, Little Italy hoy en día se concentra sólo en la calle Mulberry Street. La expansión de los últimos años de Chinatown ha hecho que lo que antes era un gran barrio de inmigrantes italianos, quede reducido a este calle llena de restaurantes, antiguamente el centro neurálgico de la mafia italiana.

Carrer dels restaurants a Little Italy - foto: YouMeKids
Mulberry street, la calle de los restaurantes en Little Italy – foto: YouMeKids

Sopar cantonès a Chinatown

Al cruzar Canal Street ya estaréis en el barrio chino lleno de gente vendiendo supuestos Gucci, Prada o Rolex, que evidentemente son falsificaciones, pero que hacen su efecto a primera vista. Proponemos terminar el día a Mott Street, la calle de los restaurantes. Si tenéis hambre y queréis hacer una cena típica cantonesa, podéis hacer una parada en el Canton Lounge (Mott Street, 70). La comida es realmente buena. Las raciones son bastante generosas, así que no pidáis más de un plato por persona. El local dispone de tronas para los más pequeños.

Catalán

Sobre Barbara Vastenavond 489 Articles
Historiadora del Arte, gestora cultural y madre de dos niños. Convencida de que cada experiencia que vivimos enriquece nuestra vida. Explorar, tocar, viajar, sentir... es la mejor herencia que les puedo dejar. Creadora de YouMeKids y coautora de la colección de guías “Excursions amb nens des d'una àrea de pícnic” .

Comenta

Deja un comentario

Tu -mail no será publicado.


*