Receta de tarta de queso en vaso

Tarta de queso con toque de naranja en vaso - Foto: YouMeKids

¿Sabíais que los postres en vaso están de moda?

Además de que las raciones individuales son muy cómodos a la hora de servir, queda muy decorativo y elegante para celebraciones. ¡Y si le colocamos una tapa, también se puede transportar con facilidad!

Siguiendo la recomendación del Alba Molas de Una de Postres nos hemos animado a hacer un pastel de queso con un toque de naranja en un vasito! Está buenísimo y queda muy chulo … ya veréis.

Ingredientes (para 5/6 personas)
50 g mantequilla
100 g galletas
250 g mascarpone
180 g leche condensada
100 ml nata para montar
2 naranjas
8 láminas de gelatina neutra
5/6 vasos bajitos

Tiempo de preparación: 1 hora + 3 horas en nevera

Preparación:

Trituramos las galletas con mano de mortero o robot de cocina.

Mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla derretida en el microondas. Cuando tengamos una pasta, ponemos dos cucharadas soperas en cada vaso y lo ponemos en la nevera mientras continuamos con el resto de la preparación.

Ponemos 6 láminas de gelatina a hidratar en un poco de agua fría.

Mientras tanto, rallamos la piel de media naranja. Una vez rallada, exprimimos la media naranja para sacar el jugo.

Mezclaremos la nata (reservando unos 30 ml) con el mascarpone, la leche condensada, el jugo de la media naranja y la ralladura de naranja. Lo batimos todo bien.

Ahora ya podemos calentar los 30ml de nata restantes con la gelatina para que se deshaga. Cuando se haya enfriado un poco, lo añadimos a la mezcla.

Llenamos los vasos con la crema de queso por encima de la galleta que habíamos puesto antes. Dejamos aproximadamente 1 dedo del vaso sin llenar y lo volvemos a dejar en la nevera durante 1 hora.

Ahora podemos preparar la gelatina con sabor a naranja que coronará el pastel de queso. Para ello, ponemos a hidratar en agua fría las dos hojas de gelatina que nos quedan. A continuación, exprimiremos la naranja y media que nos queda. Colaremos el jugo y lo ponemos en una olla a fuego lento a hervir. Una vez empiece a hervir, lo dejamos dos minutos más. Pasado este tiempo, le añadimos la gelatina, removemos y lo retiramos del fuego.

Cuando la gelatina ya se haya enfriado un poco, la ponemos sobre la crema de queso en nuestro vaso.

Y ahora, un poco de paciencia, porque se necesitan almenos 3 horas de nevera para que la gelatina coja la textura correcta … y a chuparse los dedos!

También habría la opción de montar como un pastel grande en lugar de las porciones individuales, ¡pero hay que estar a la moda! ¡Que los postres en vaso son tendencia!

Catalán

Sobre Queralt Servent Vastenavond 17 Articles
Me encantan los animales, y mi perra Luna la que más. Me gusta la música surf, tocar la guitarra, experimentar en la cocina y hacer todo tipo de manualidades. Si hay trabajos de bricolaje, me apunto rápido. Soy de baloncesto y me lo paso muy bien con las matas.

Comenta

Deja un comentario

Tu -mail no será publicado.


*