En busca de los colores de Miró en Mont-roig del Camp

Mont-roig del Camp, Baix Camp

¿Sabíais que Joan Miró siempre llevaba una algarroba de Mont-roig del Camp en el bolsillo?

Quién lo iba a decir que cuando con dieciocho años el joven Miró fue a recuperarse de unas fiebres tifoideas el mas de la familia, el pueblo con su gente del campo se convertiría en su fuente de inspiración. Y es que es aquí donde Miró descubre su vocación de artista.

Los olores del campo, los colores de la tierra y el cielo le llenaban de energía y creatividad de tal forma que llevaba en el bolsillo una algarroba de Mont-roig para olerla y tele transportarse al pueblecito del Baix Camp cuando estaba en París o Barcelona. Incluso una vez, estando en Francia, pidió a los caseros del Mas Miró que le enviaran por correo tierra de Mont-roig, piedras y unas cuantas cosas más para poder terminar el cuadro de la masía que había empezado. Necesitaba volver a los orígenes.

Gincana de colores

Os proponemos una gincana donde los niños tendrán que ir a la caza de los colores de Miró. Porque, si os acercáis al Centre Miró de Mont-roig del Camp, descubriréis que el artista tenía cinco colores preferidos: el rojo, el amarillo, el azul, el verde y el negro.

Ermita de la Mare de Déu de la Roca - Foto: YouMeKids
Ermita de la Mare de Déu de la Roca – Foto: YouMeKids

Para encontrar el ROJO os invitamos a subir a la ermita de la Virgen de la Roca. Podéis llegar en coche o a pie por el camino viejo que sube hacia la ermita por una pista de tierra con un último tramo de camino empedrado curioso. Si vaís con niños, ahorrad energías y subid en coche, porque la aventura del “rojo” se encuentra arriba. Haréis de exploradores en la Cova Foradada (ver itinerario), una gran cueva rojiza de formas caprichosas con dos entradas conectadas por un pequeño paso .. Pero guardad fuerzas que aún debéis subir a la ermita de la Virgen si queréis disfrutar de las fantásticas vistas que enamoraron a Miró. Y como curiosidad, podéis enseñar a los más pequeños desde donde Miró pintó el cuadro de la ermita de San Ramón.

El AMARILLO y el VERDE lo encontraréis en los campos que rodean el pueblo. Y es que Miró le encantaba pasear. Para él el amarillo eran las flores que se encontraba por su camino y el verde le recordaba a los algarrobos bajo los que hacía la siesta. Así que os proponemos hacer un corto tramo de la ruta de las barracas de piedra seca (ver itinerario) para pasear entre algarrobos, pinos y palmito, acompañados del olor del romero e ir en busca de los colores de Miró.

Barraca del camí de les Terres Noves amb garrofer de fons - Foto: YouMeKids
Barraca del camino de las Terres Noves con algarrobo – Foto: YouMeKids

Para recuperar fuerzas acercaros a la playa de la Pixerota. No olvidéis de llevar un bastón para dibujar en la arena tal como hacía Miró cuando venía a esta playa. Seréis capaces de dibujar una estrella al estilo mironiano? Dice la gente del pueblo que Miró hacía cosas extrañas. Corría por la playa e iba en pantalones cortos. Se ve que esto del running aún no estaba de moda! Y si os fijáis en el cielo y en el mar … qué color creís que cazaremos aquí? El AZUL! Y ahora ya sólo queda por descubrir dónde encontrar el NEGRO … y resulta que el negro no está en ninguna parte! Miró lo introducía como punto de contraste al rojo.

Y ahora que ya tenemos todos los colores en el bolsillo… nos merecemos una buena recompensa. ¿Qué pensáis de ir a remar un poco en la playa? Equipados con un chaleco y unos remos vamos a conquistar la cala de los Ángeles en kayak (ver propuesta). Preparados?

Un fin de semana mironiano redondo para descubrir la fuente de inspiración de Miró de primera mano!

Dibuixant una estel a l'estil Miró a la platja de la Pixerota - Foto: YouMeKids
Dibujando una estrella al estilo Miró en la playa de la Pixerota – Foto: YouMeKids

Dónde comer:
Si queréis hacer una comida al aire libre, podéis hacer un picnic bajo los pinos del área recreativa de la ermita de Peiró en Montroig del Camp. Encontraréis una fuente, un parque infantil con columpios y tobogán y mesas para comer. Al pie de la ermita de la Virgen de la Roca también encontraréis dos mesas de picnic junto a la Fuente de Santiago. Y para los que preferís ir de restaurante, podéis reservar mesa en el restaurante El Dhor, un restaurante con una buena cocina mediterránea y una terraza con unas vistas impresionantes. Hay menú infantil y tronas para los más pequeños.

Dónde dormir:
El camping Torre del Sol es un camping ideal para aquellas familias que buscan un lugar donde los niños tengan un montón de actividades para hacer. Mini golf, tenis, baloncesto, tiro con arco, un hobby club, una piscina de piratas … enumeradlo y lo tendréis. Y hay que destacar que el camping tiene salida directa a la playa. El único inconveniente es que es un camping muy grande donde el trato cercano se pierde en periodos de gran afluencia de visitantes.


Amb la col·laboració de: El Paisatge dels Genis, Costa Daurada i Mont-roig Miami Turisme.

Catalán

Sobre Barbara Vastenavond 356 Articles
Historiadora de l’Art, gestora cultural i mare de dos nens. Convençuda de que cada experiència que vivim enriqueix la nostra vida. Explorar, tocar, viatjar, sentir... és la millor herència que els puc deixar. Creadora de YouMeKids i coautora de la col·lecció de guies “Excursions amb nens des d'una àrea de pícnic” .

Comenta

Deja un comentario

Tu -mail no será publicado.


*