Bokrijk: un viaje al pasado rural de Flandes

Genk, Bèlgica

¿Queréis saber cómo se hacen los zuecos? O mejor: ¿qué tal si aprendemos a hacer pan a la antigua, a moldear un jarrón de barro  o hacer un títere de dedo con cuero?

En Bokrijk podéis convertiros en artesanos y sumergiros en el pasado. Y es que este museo al aire libre os tele-transporta al Flandes de hace unos siglos. Pasearéis entre granjas de madera y barro con tejados de paja que parecen haber salido de las obras del pintor flamenco Bruegel el Viejo. Fíjaos en lo pequeñas que eran las camas! ¡Qué vida la de la gente del 1600!

Breugel Hoeve a Bokrijk - Foto: YouMeKids
Breugel Hoeve en Bokrijk – Foto: YouMeKids

El museo está dividido en cuatro zonas bien diferenciadas. En la zona de Kempen podréis disfrutar de demostraciones de diferentes oficios tradicionales. Veréis cómo se hacen los zuecos o el pan. ¿Y ese ruido? Debe de ser el herrero que parece muy atareado. También podréis visitar al apicultor o acompañar al granjero mientras da de comer a los cerdos.

Cuando llegéis en Haspengouw aterrizaréis en 1913. Veréis al policía, la monja, el cura e incluso el afilador de cuchillos. Todos han salido a la calle preocupados por la guerra que parece inminente. Y es que aquí se representa la vida cotidiana de principios del siglo XX. Podréis ir a clase o ir a misa tal y como se hacía antes. Y quizás os encontréis con el pastor que lleva las ovejas a pastar. Y si véis al campesino, no os olvidéis de pedirle un vaso de leche. ¡Está buenísima!

Pagés a Bokrijk - Foto: YouMeKids
Pagés a Bokrijk – Foto: YouMeKids

En la zona de Flandes Oriental y Occidental habitualmente se organizan talleres temáticos. Nosotros disfrutamos de la fiesta dedicada al vapor. Había trenes y máquinas de vapor por todas partes!

Y finalmente en la Ciudad Vieja entraréis de lleno en el “Flower Power” de los años sesenta. Nada más llegar, recibiréis un carnet de identidad de vuestro personaje. Será el pase para disfrutar de una experiencia totalmente personalizada. En la tienda de electrodomésticos, por ejemplo, el personaje de Linda, una secretaria madre de cinco hijos, compró su primera batidora con la que sorprendió a sus amigas con una fantástica mayonesa hecha en casa. Sentados bajo el secador de la peluquería, somos complices de una conversación entre dos mujeres sobre el viaje a la luna. Y la música de los sesenta está por todas partes. En el bar, en el cine y en las calles.

Zona Sixties a Bokrijk - Foto: YouMeKids
Zona Sixties en Bokrijk – Foto: YouMeKids

Más que un museo, Bokrijk es un lugar donde vivir un día original en familia rodeado de bosques y auténticos edificios históricos, trasladados piedra a piedra desde su lugar de origen con el objetivo de salvaguardar el paisaje arquitectónico tradicional de Flandes. Los pequeños disfrutarán de los animales (ovejas, burros, vacas y cerdos rodean los caminos) o de la zona de juegos tradicionales. Los más mayores podrán participar en todo tipo de talleres artesanales y todos juntos podréis dar un paseo en carro o haceros una foto vestidos de época. ¡Simplemente genial!

Taller artesanal de cuir a Bokrijk - Foto: YouMeKids
Taller artesanal de cuero en Bokrijk – Foto: YouMeKids

Dónde comer:
Cada zona de Bokrijk dispone de una cafetería-restaurante donde hacer una comida tradicional. Probad la tabla de embutidos y quesos con una cerveza pilsen bien fresca. Está buenísimo! Para los que preferís hacer un picnic tenéis varias zonas habilitadas con mesas, bancos e incluso una zona cubierta en caso de lluvia.

Con niños pequeños o personas con movilidad reducida:
Bokrijk está preparado para ir en silla de ruedas y con cochecitos. En la zona de los “Sixties” hay ascensor para la gente con movilidad reducida. En el caso de los cochecitos, hay una zona habilitada en la entrada para dejar los aparcados.

Los aseos junto a la tienda del museo disponen de cambiadores y microondas para calentar biberones y papillas. También hay una pequeña bañera en caso de necesidad.
Si no lleváis cochecito o silla de ruedas, podéis alquilar un carrito para llevar a los niños. Las sillas de ruedas están disponibles de forma gratuita en las taquillas. Se recomienda reservarlas llamando al +32 (0) 11 265 315.

Polícia i esmolador de ganivets a Bokrijk - Foto: YouMeKids
Polícia y afilador de cuchillos en Bokrijk – Foto: YouMeKids

Servicios:

Domein Bokrijk
Bokrijklaan 1, Genk – Bèlgica
Tel. +32 (0)11 265 300
E-mail: infobokrijk@limburg.be
Horarios: Del 1 de abril a finales de octubre, de martes a domingo de 10h a 18h. Lunes cerrado.
Precios: 0-3 años: gratuito; 3-12 años: 2 €; +13 años: 12,5 €; Aparcamiento: 5 € / día; talleres: 5 €.
Edad recomendada: +3 años
Idioma: si lo solicitais, os harán la explicación de los talleres en inglés o francés.

Catalán

Sobre Barbara Vastenavond 358 Articles
Historiadora de l’Art, gestora cultural i mare de dos nens. Convençuda de que cada experiència que vivim enriqueix la nostra vida. Explorar, tocar, viatjar, sentir... és la millor herència que els puc deixar. Creadora de YouMeKids i coautora de la col·lecció de guies “Excursions amb nens des d'una àrea de pícnic” .

Comenta

Deja un comentario

Tu -mail no será publicado.


*