Cinco claves para ir al museo con niños

Excavant un os de dinosaure a Territori Dinópolis - Foto: YouMeKids

Para muchos padres y madres ir con niños a un museo puede parecer una locura. Aún tenemos la idea de que el museo es un santuario donde hay que moverse sigilosamente sin llamar la atención. Todo lo contrario de lo que pasa cuando vamos con niños. Ellos suben el tono de voz cuando se emocionan, quieren tocar, experimentar.

Las últimas dos décadas muchos museos han comenzado a incorporar programas específicos de actividades familiares en respuesta a la necesidad de familias activas con niños curiosos que buscan un rato de ocio educativo y lúdico a la vez.

¿Pero qué museo elegir para comenzar?

El abanico de actividades ofrecidas por los museos para familias con niños en Cataluña es amplio. Antes de hacer vuestra elección, tened en cuenta estos cinco puntos.

1) Elijd una TEMÁTICA que guste a vuestros hijos
temaHay museos de todo tipo. Es una buena idea empezar por los museos de una temática que sabemos que interesa a nuestros hijos. Así ya tendremos una gran parte ganada. Si les gusta jugar a piratas, tal vez un museo marítimo que incorpore actividades de piratas puede ser un buen punto de partida. Si tenéis niños que flipan experimentando, un museo de ciencia puede ser una buena opción. Y si tenéis pequeños artistas en potencia, un museo de arte puede ser todo un descubrimiento.

En este mapa os presentamos los museos que YouMeKids ha probado.

2) Actividades PARTICIPATIVAS son caballo ganador
activitatSí es la primera vez que vaís a un museo, optad por un taller práctico donde los niños puedan manipular, experimentar y participar activamente. Se trata de elegir un museo con experiencias vivas, más que la transmisión de puro conocimiento. Y sobre todo pensad que queréis conseguir con la salida: vivir una experiencia diferente, volver a casa con un recuerdo (hay muchos talleres donde se crea o construye algo que podéis llevar a casa) o una combinación de ambas cosas. Esto puede ayudar en la elección final.

3) Respetad las FRANJAS DE EDAD de las actividades
kidsLas capacidades cognitivas y psicomotrices de un niño de dos años no son las mismas de un niño de seis u ocho años. Antes de elegir una actividad, fíjaos bien a qué franja de edad se dirige la propuesta para no encontraros con que vuestros niños se aburran porque la actividad es para niños más pequeños o se frustren porque no pueden seguir el ritmo de los mayores.

4) Tend en cuenta la DURACIÓN de la actividad
duradaLa capacidad de atención continuada de niños menores de cinco años es muy inferior a la de niños a partir de seis años. Aunque los museos ya lo tienen en cuenta, tomad como baremo para niños de 1 a 5 años actividades de máximo una hora. Para niños a partir de seis años una actividad de una hora y media puede ser perfectamente aceptable.

5) Respetad los HORARIOS de comidas y siestas
rellotgeSi no queréis que el mal humor por hambre o sueno os chafe la salida, tened en cuenta los horarios en que vuestros hijos e hijas están habituados a comer y a hacer la siesta cuando programéis las actividades. Pensad que al finalizar la actividad necesitáis un tiempo para llegar a casa.

La aventura solo ha hecho que empezar. ¡Hay todo un mundo por descubrir! Adelante familias, no estáis locas.

Catalán

Sobre Barbara Vastenavond 356 Articles
Historiadora de l’Art, gestora cultural i mare de dos nens. Convençuda de que cada experiència que vivim enriqueix la nostra vida. Explorar, tocar, viatjar, sentir... és la millor herència que els puc deixar. Creadora de YouMeKids i coautora de la col·lecció de guies “Excursions amb nens des d'una àrea de pícnic” .

Comenta

Deja un comentario

Tu -mail no será publicado.


*